Fraude-alimentario-empresa-alimentaria-Veraliment-Banner

Cómo mantener a tu empresa alimentaria preparada frente al fraude alimentario

Enfrentarse al creciente desafío del fraude alimentario en la industria alimentaria es una tarea crucial. A pesar de los avances en Seguridad Alimentaria, la complejidad de las cadenas de suministro internacionales plantea un riesgo cada vez mayor para garantizar la autenticidad de los alimentos que llegan a los consumidores.

¿Cómo podemos mantener a nuestra industria preparada? En este nuevo artículo, vamos a darte una serie de pilares sobre los que soportar tu plan de fraude alimentario.

El fraude alimentario: un problema creciente en la empresa alimentaria

El fraude alimentario sigue siendo un problema creciente en la industria alimentaria. Aunque tengamos una mayor Seguridad Alimentaria que hace décadas, con el aumento de las cadenas de suministro internacionales y la complejidad de los sistemas de producción debemos reconocer un riesgo creciente: es cada vez más difícil garantizar la autenticidad de los alimentos que llegan al consumidor.

El fraude alimentario se define como la práctica de “engañar a los consumidores sobre la naturaleza, el origen o la calidad de un alimento”. Esto puede incluir la adulteración de los alimentos con ingredientes más baratos o de inferior calidad, la falsificación de etiquetas o certificados, o la venta de alimentos prohibidos o no aptos para el consumo.

El responsable de calidad: primera línea de defensa ante el fraude alimentario

El responsable de calidad desempeña un papel fundamental en la prevención y detección del fraude alimentario en las empresas. Como profesionales, debemos estar actualizados sobre las nuevas prácticas fraudulentas y las medidas de mitigación más efectivas.

Además, el responsable de calidad debe asegurarse de que todos los empleados estén debidamente capacitados y conscientes de los riesgos y las señales de alarma del fraude alimentario. Esto puede incluir la realización de capacitaciones periódicas y la creación de un ambiente de trabajo en el que los empleados se sientan seguros alertando sobre posibles prácticas fraudulentas.

No olvides la importancia de un plan de mitigación en food fraud en tu empresa alimentaria

Para mantenerse actualizadas y preparadas frente al fraude alimentario, las empresas alimentarias deben desarrollar un plan de mitigación del fraude alimentario. Este plan debe incluir medidas y procedimientos que ayuden a prevenir, detectar y responder al fraude alimentario.

Un plan de mitigación del fraude alimentario podría incluir la realización de evaluaciones de riesgos en toda la cadena de suministro para identificar las vulnerabilidades, establecer protocolos de control de calidad y trazabilidad, y establecer sistemas de alerta temprana para detectar cualquier indicio de fraude.

La formación continua en fraude alimentario es tu principal aliado

La formación continua es clave para mantenerse actualizado y preparado frente al fraude alimentario. Los responsables involucrados en la mitigación del fraude, comenzando desde el Departamento de Calidad, deben estar al tanto de las últimas tendencias y prácticas fraudulentas, así como de las tecnologías y herramientas disponibles para que te ayuden a la hora de prevenir y detectar el fraude.

¿No pones en valor la importancia de formarte? ¿Crees que acceder a una formación solo está justificado ante una no conformidad? Espérate… pero todavía: ¿piensas que ya controlas todo alrededor del fraude alimentario? Te estás equivocando si has respondido que sí a cualquiera de estas preguntas.

Porque el fraude evoluciona igual que lo hacen los métodos de detección. Abrirte a nuevas experiencias y procesos a través de formaciones es tu mayor aliado para ser fuerte en este campo.

Recursos internacionales para mantenerse actualizado en fraude alimentario

La industria alimentaria se puede beneficiar de una amplia gama de recursos internacionales que proporcionan información actualizada sobre el fraude alimentario. Organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrecen orientación y conocimientos en estos ámbitos.

Pero es que existen bases de datos y recursos realmente útiles, como la de la Red de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea. Te hablamos de tres de ellas en un artículo anterior del blog, haciendo clic puedes revisarlo. Lo que debes llevarte claro es que estas fuentes ayudan a las empresas a mantenerse informadas sobre los productos sospechosos o retirados del mercado debido a problemas de fraude alimentario.

Conclusiones para proteger a tu empresa alimentaria frente al fraude alimentario

En conclusión, el fraude alimentario representa un desafío significativo para la industria alimentaria, pero hay medidas que las empresas pueden tomar para mantenerse actualizadas y preparadas. Esto incluye desarrollar un plan de mitigación del fraude alimentario, utilizar los recursos internacionales disponibles, contar con un responsable de calidad capacitado y fomentar la formación continua de otros responsables implicados.

Estas acciones ayudarán a garantizar que los alimentos que llegan a nuestros platos sean seguros y auténticos. Desde Veraliment, trabajamos codo con codo con numerosas empresas nacionales. Te recomendamos nuestro curso de Food Fraud, como una opción que debes valorar y totalmente práctica, recomendada por profesionales que ya han pasado por nuestra academia.

Scroll al inicio