Control-de-Plagas-Operarios-Industria-Alimentaria-Veraliment-Banner

Por qué debes involucrar a los operarios en el Control de Plagas

¡Qué importante es que tus operarios estén motivados e involucrados! ¿En el Control de Plagas? También, también. Y los vemos en cada formación de Cultura que impartimos desde Veraliment. O en cada curso presencial en el que trabajamos directamente con los operarios de la industria alimentaria.

Ellos son tus ojos y oídos en la industria. Ellos conocen muchísimos detalles de tu proceso productivo. Entienden dónde pueden cometerse errores, de donde pueden llegar problemas. Y eso, apúntatelo a fuego, te ayuda de una manera brutal en tu Plan de Control de Plagas. En este artículo vamos a contarte por qué.

¿Qué papel juegan los operarios en el control de plagas de la industria alimentaria?

El control de plagas en la industria alimentaria es una práctica esencial para asegurar la seguridad y la calidad de los productos que se producen. El objetivo es prevenir la presencia de plagas e identificar cualquier indicio de su existencia lo más temprano posible. Esto lo hemos abordado en otros artículos del blog de Veraliment, pero con estrategias muy enfocadas al responsable de Calidad.

Sin embargo, no podemos olvidar que, en este proceso, los operarios juegan un papel fundamental. Ellos son los encargados de realizar las tareas diarias en la planta y tienen una visión privilegiada sobre posibles problemas gracias a ello. Así, si no los estás involucrando de una manera activa estás cometiendo un error.

Los ojos y oídos de tu industria frente al Control de Plagas

Los operarios no necesariamente tienen que tener una formación reglada en el control de plagas. Es más, en el enfoque que te proponemos en este artículo no consideramos la formación en Control de Plagas para tus operarios.

Pero su experiencia y conocimiento de los procesos que se llevan a cabo en la planta los convierte en los «ojos y oídos» de la industria. Su presencia constante en diferentes secciones de la fábrica les permite detectar indicios de plagas y tomar medidas preventivas de manera inmediata. ¿Cuál es el aspecto fundamental que debes reforzar aquí? Que sepan ver esos indicios con mayor claridad y sin confusiones.

Por ejemplo, un operario que trabaja en la línea de producción puede notar la presencia de roedores o insectos mientras realiza sus tareas diarias: ya sea detección visual, observar restos, heces e incluso aperturas en las instalaciones. Si están capacitados para reconocer dichos indicios de la presencia de plagas, pueden informar de inmediato a los responsables encargados del control de plagas.

Conocen lo desperfectos y errores de tu planta que pueden afectar sobre el control de plagas

Además de ser testigos directos de la posible presencia de plagas, los operarios también son capaces de identificar errores en los procedimientos y desperfectos que podrían propiciar la entrada de plagas. Por ejemplo, pueden detectar puertas o ventanas mal selladas, agujeros en las paredes o suelos que no han sido limpiados adecuadamente.

Estos pequeños detalles pueden pasar desapercibidos para quienes no están familiarizados con el día a día frente a los mismos procesos de producción. Pero los operarios, al estar en contacto directo con ellos, pueden señalarlos para facilitarte a ti la observación y la toma de medidas correctivas en las instalaciones.

Esto implica un avance importante para el plan de control de plagas: sabes que un simple desperfecto puede convertirse en una puerta abierta para la entrada de plagas. Para una infestación. Y es imposible que tú estés en todas partes. Por suerte, dispones de un equipo que bien acompañado es el aliado perfecto.

La importancia de la comunicación y formación básica para controlar las plagas

Para aprovechar el potencial de los operarios en el control de plagas, es fundamental fomentar una comunicación efectiva y proporcionarles formación básica sobre cómo detectar indicios de plagas y qué medidas tomar en caso de encontrarlos.

Al fomentar una Cultura de Inocuidad donde se cree un ambiente de trabajo en el que los operarios se sientan valorados y con la confianza de reportar cualquier situación sospechosa, se podrá actuar de manera rápida y efectiva para prevenir la propagación de plagas.

Por lo tanto, involucrar a los operarios en el control de plagas se convierte en una estrategia ganadora para asegurar la calidad y la seguridad de los productos en la industria alimentaria. Su conocimiento y experiencia son invaluables y, con la formación adecuada, pueden convertirse en aliados indispensables para mantener las instalaciones libres de plagas.

Pero nunca olvides que, para poder liderar este trabajo, debe ser el responsable de Calidad quien esté totalmente formado en el Control de Plagas. Desde Veraliment, acompañamos a las empresas con formaciones que ayudan en estos objetivos y tenemos a tu alcance el curso práctico de Control de Plagas para IFS y BRCGS que ha ayudado a numerosas empresas españolas actualmente. ¡No esperes más!

Scroll al inicio