Planificación-Control-de-Plagas-Industria-Alimentaria-Banner-Veraliment

4 consejos para la planificación eficaz de tu Control de Plagas

No nos cansamos de repetírtelo, pero porque sabemos que el problema es grave si no te preparas bien: las plagas son un desafío para garantizar la Seguridad Alimentaria. Necesitas una planificación eficaz del control de plagas, deja de dudarlo. Nos encontramos empresas que se forman solo por cubrir requisitos, si te obligan… ¡Gran error!

Las plagas representan un riesgo tanto para la salud de los consumidores como para la imagen y reputación de la empresa. Es por eso que resulta crucial contar con un plan de control de plagas adecuado y bien implementado. ¿Pero cómo se puede lograr una planificación eficaz?

1º paso en Control de Plagas: conocer riesgos y requisitos legales

El primer paso para elaborar un plan de control de plagas es evaluar los riesgos específicos a los que se enfrenta tu industria alimentaria específicamente. Cada empresa tiene sus entresijos, dependiendo de tus instalaciones y tu producción tendrás unas plagas más probables de infestación que controlar. Realiza esa evaluación de riesgos propia. Esto implica identificar las áreas críticas, las vulnerabilidades y los puntos de acceso para las plagas.

Además, también es necesario tener en cuenta los requisitos legales y normativos aplicables. ¿Te parece irónico tras la introducción del artículo? En absoluto, siempre vamos a recordarte que controles requisitos y legislación. Existen regulaciones específicas para el control de plagas en la industria alimentaria: abarcan aspectos como la capacitación del personal, los procedimientos de limpieza y desinfección, los registros de control de plagas y la contratación de empresas especializadas en el control de plagas.

2º paso en Control de Plagas: responsables de calidad concienciados y capacitados

Para asegurar que el plan de control de plagas se implemente de manera efectiva, es fundamental que tu departamento de calidad esté capacitado frente al control de plagas y entienda el desafío que suponen estos enemigos.

Esta(s) persona(s) debe contar con el conocimiento y la experiencia necesarios para supervisar todas las actividades relacionadas con el control de plagas. ¿Suena obvio? Bueno, resulta que en muchas ocasiones no tenemos la formación adecuada para poder hacer un seguimiento de las plagas o supervisar adecuadamente el trabajo e la empresa subcontratada (de esto, específicamente, te hablamos en este artículo).

El responsable de calidad debe realizar inspecciones regulares para identificar posibles indicios de plagas, como heces, mordeduras o daños a los productos. También debe supervisar la implementación de los métodos de control, como el uso de trampas, el sellado de grietas y que se estén empleando productos químicos seguros y autorizados.

3º paso en Control de Plagas: implementar un programa de monitoreo

Un programa de monitoreo efectivo es una parte fundamental de la planificación del control de plagas. Esto implica realizar inspecciones periódicas en todas las áreas de la empresa para detectar cualquier indicio de plagas de forma temprana. Los puntos críticos incluyen áreas de almacenamiento, cocinas, comedores y áreas de producción.

Además, es importante llevar un registro detallado de todas las actividades de control de plagas, como los tratamientos químicos realizados, las trampas colocadas y los resultados de las inspecciones. Esta documentación se considera una buena práctica y también puede ser requerida por las autoridades sanitarias.

Sabemos, no obstante, que todo el trabajo no puede caer sobre el responsable de Calidad. Porque es imposible que llegues a todo, porque no puedes realizar seguimiento meticuloso de todos los detalles. Para hacer más eficiente aun ese monitoreo y poder recoger cualquier riesgo que implique la entrada de una plaga a tus instalaciones, te recomendamos que introduzcas a los operarios en plagas.

4º paso en Control de Plagas: establecer un plan de acción y seguimiento

Finalmente, es esencial establecer un plan de acción claro y concreto para abordar cualquier problema de plagas que pueda surgir. Esto implica definir los pasos a seguir en caso de detectar indicios de plagas, como la comunicación con la empresa subcontrata en plagas, por ejemplo. O la implementación de medidas de saneamiento adicionales, la revisión y ajuste del plan de control de plagas.

Asimismo, es fundamental llevar a cabo un seguimiento regular de la efectividad del plan de control de plagas. Esto implica realizar evaluaciones periódicas para verificar si se han logrado los objetivos y si es necesario realizar cambios o mejoras. El control de plagas debe ser un proceso continuo y no algo puntual.

Sigue profundizando y mejorando tus pilares en Plagas

En conclusión, la planificación del control de plagas es un aspecto crítico para la industria alimentaria. Una planificación adecuada y una implementación efectiva pueden ayudar a prevenir problemas de salud, evitar sanciones legales, incumplimientos y retiradas de normas… además de preservar la calidad de los productos, por supuesto. Al evaluar los riesgos, designar un responsable de calidad, implementar un programa de monitoreo y establecer un plan de acción y seguimiento, se puede garantizar un control de plagas eficaz y cumplir con las normas y regulaciones aplicables.

Tenemos que insistirte: no dejes la formación para cuando el auditor te ponga mala cara. Porque estás actuando de manera reactiva, dejando que el peligro esté en la puerta. Desde Veraliment, acompañamos a las empresas con formaciones prácticas e implementables directamente en tu industria: el curso práctico de Control de Plagas para IFS y BRCGS que ha ayudado a numerosas empresas españolas actualmente. ¡No esperes más!

Scroll al inicio