Medidas-preventivas-proveedores-fraude-alimentario-Veraliment-Banner

Medidas preventivas con tus proveedores en el control del fraude alimentario

¿Cómo trabajas con tus proveedores? ¿Qué medidas preventivas tienes establecidas con tus proveedores para controlar el riesgo de fraude alimentario? Ten en cuenta que, a través de las materias primas que llegan a tu planta, surgen peligros en relación al food fraud que debes considerar dentro de tu plan.

En este artículo vamos a explorar las medidas preventivas que puedes aplicar para controlar el fraude alimentario con tus proveedores. Hablaremos de comunicación, auditorías o certificaciones entre otros enfoques que van a darte herramientas para sentirte mejor preparado.

¿Qué es el fraude alimentario y por qué prevenirlo?

El fraude alimentario (o Food Fraud) es un problema global que puede tener efectos adversos significativos tanto para los consumidores como para las empresas. Se trata de cualquier acto intencional de etiquetado de productos, adulteración, falsificación u otro esfuerzo para engañar a los consumidores o defraudar a las empresas de alimentos sobre la verdadera naturaleza del producto que están vendiendo, comprando o consumiendo.

Además de los graves riesgos para la salud que puede suponer, el fraude alimentario puede resultar en una crisis para las empresas en términos de caída de la reputación, demandas y multas financieras significativas. Uno de los puntos sensible son tus proveedores, con los que debes trabajar codo con codo.

Conocer a tus proveedores y aplica medidas preventivas

El paso cero para la prevención del fraude alimentario es conocer a fondo a tus proveedores. Recopila información detallada sobre su historial, experiencia y reputación en el sector. Verifica la calidad de sus productos, su cumplimiento con las regulaciones y certificaciones aplicables, y su compromiso con la seguridad alimentaria.

A partir de este punto, podemos comenzar a trabajar a través de ciertas dinámicas que nos permiten realizar un seguimiento y enfocar la prevención del fraude alimentario desde los proveedores.

Cinco medidas preventivas con tus proveedores en fraude alimentario

Comunicación con proveedores para la prevención del fraude alimentario

Los proveedores tienen un papel crucial en la prevención del fraude alimentario. Uno de los primeros pasos que las empresas pueden tomar es establecer una comunicación abierta y transparente con sus proveedores. Esto permitiría a las empresas entender exactamente cómo se producen y manejan sus productos, lo que a su vez reduciría el riesgo de fraude alimentario.

Sería útil establecer periódicamente reuniones de revisión o actualizar las especificaciones de los productos para garantizar que los proveedores siguen cumpliendo con los estándares establecidos.

Implementar cuestionarios y auditorías

Los cuestionarios para proveedores son una excelente herramienta para ayudar a evaluar y gestionar los riesgos de fraude alimentario. Estos cuestionarios pueden centrarse en el historial de fraude de los proveedores, en la procedencia de sus ingredientes o en sus sistemas de control de calidad.

Realizar auditorías a tus proveedores

Las auditorías, por su parte, brindan una visión más completa y verifican in situ el cumplimiento de los estándares establecidos.

También es importante realizar auditorías, ya sean internas o independientes, para verificar de manera objetiva las afirmaciones de los proveedores. Las auditorías pueden identificar áreas problemáticas y facilitar la implementación de acciones correctivas para gestionar y reducir el riesgo de fraude alimentario.

Solicitar certificaciones a los proveedores

Una forma eficaz de prevenir el fraude alimentario es requerir a los proveedores que obtengan certificaciones de terceros que confirmen la calidad y autenticidad de sus productos. Estas certificaciones se obtienen después de que se han realizado varias pruebas y análisis para autenticar los ingredientes de un producto.

La ISO 22000, por ejemplo, es una certificación de sistemas de gestión de seguridad alimentaria que puede aportar confianza a las empresas de que sus proveedores están gestionando el riesgo de fraude alimentario. O IFS Food, que tiene también unas exigencias y planes en relación al Fraude Alimentario.

Tecnología y trazabilidad con los proveedores

La tecnología juega un papel fundamental en la prevención del fraude alimentario. Utilizar sistemas de trazabilidad y herramientas de monitoreo en tiempo real ayuda a identificar cualquier irregularidad en la cadena de suministro y actuar de manera rápida y eficiente para minimizar los riesgos.

Prevenir el fraude alimentario también requiere formación

Para implementar estas y otras prácticas preventivas en tu empresa y con quienes trabajas, es fundamental que estés formado y pises sobre seguro. En este artículo te hemos dado algunas estrategias que son vitales en la implantación de medidas preventivas con tus proveedores, pero no pares aquí.

En el curso de Food Fraud y Food Defense de Veraliment nuestro objetivo es brindarte de herramientas prácticas que te ayuden a prevenir el fraude alimentario, analizar tu situación y reestructurar toda tu estrategia. ¿Estás esperando a qué para ganar seguridad?

Scroll al inicio