Evaluación-Inicial-Plan-Cultura-Inocuidad-Veraliment-Banner

Análisis de tu situación actual en la evaluación inicial de Cultura

Para una empresa alimentaria, conservar la calidad e inocuidad de sus productos es esencial, no solo para su reputación y éxito en el mercado, pero también para la seguridad y salud de sus consumidores. Una de las herramientas que ayudan a garantizarlo es una fuerte Cultura de Inocuidad, que debe comenzar por una correcta evaluación inicial.

Dicha evaluación permite a las empresas entender su situación actual y, por ende, establecer una base sólida para mejorar sus prácticas de seguridad alimentaria. En este artículo vamos a profundizar en el análisis de esta evaluación inicial para darte herramientas que te permitan aplicarlo en tu empresa.

Por qué es fundamental analizar tu punto de partida para la evaluación inicial de Cultura de Inocuidad

Antes de implementar cualquier proyecto o programa, es esencial realizar una evaluación inicial de la situación actual de la empresa. En Cultura de la Inocuidad esto no es diferente. Este análisis de punto de partida nos permite entender los aspectos positivos y las áreas de mejora, lo que a su vez nos guiará en la formulación de estrategias y objetivos realistas.

Realmente, te hemos hablado antes del análisis inicial en este artículo. En él hablábamos de los pasos necesarios que debes seguir para comenzar. Ahora vamos a profundizar en las pautas que debes tener en cuenta para analizar concretamente tu planta y definir tu posición inicial respecto a la Cultura de la Inocuidad.

Revisar las políticas existentes es imprescindible en tu análisis de la evaluación inicial

La revisión de las políticas existentes es un pilar fundamental en el análisis inicial de la cultura de la inocuidad. Por ejemplo, si la empresa alimentaria tiene una política de » tolerancia cero» hacia las prácticas inseguras, pero en la práctica se permiten ciertas conductas de riesgo sin sanciones, esto indica una desconexión entre la política y las acciones reales. En este caso, el análisis inicial nos ayudará a identificar esta brecha y enfocar los esfuerzos en cerrarla o actualizarla.

Otro ejemplo concreto de cómo analizar las políticas existentes podría ser revisar la política de manejo de alérgenos. Si la empresa tiene una alta incidencia de casos de reacciones alérgicas en sus productos (es un ejemplo dramático, pero muy sensible), esto indica que es posible que la política no esté adecuadamente implementada o que no se estén siguiendo los procedimientos establecidos. Mediante la evaluación inicial, se pueden identificar estos problemas y tomar las acciones correctivas necesarias.

Tienes que evaluar tus prácticas en Seguridad Alimentaria

La evaluación de las prácticas en seguridad alimentaria es otro pilar importante en el análisis inicial de la cultura de la inocuidad. Esto implica observar cómo se llevan a cabo las actividades diarias en la empresa, desde la recepción de materias primas hasta la entrega del producto final. Es fundamental identificar las prácticas inseguras o de riesgo que podrían comprometer la inocuidad de los alimentos.

Un ejemplo específico de esta evaluación podría ser observar el manejo de los utensilios y equipos en la línea de producción. Si se encuentran utensilios sucios o mal lavados, esto indica una falta de cumplimiento de los procedimientos establecidos. Realizando esta evaluación inicial, se podrá detectar estas prácticas inseguras y tomar medidas correctivas, como la capacitación del personal, establecer controles más estrictos o implementar procedimientos mejorados.

Análisis de incidentes previos: un punto de partida clave en la evaluación inicial

El análisis de incidentes previos es el tercer pilar clave en la evaluación inicial de la cultura de la inocuidad. Examinar los incidentes o casos de seguridad alimentaria que hayan ocurrido en el pasado nos permite identificar las causas raíz y los patrones que puedan estar presentes en la empresa. Esto nos ayudará a prevenir futuros incidentes y a fortalecer la cultura de la inocuidad.

Un ejemplo específico de este análisis sería revisar los informes de retirada de productos en los últimos años. Si se identifica un alto número de retiros debido a contaminación microbiológica, esto podría indicar problemas en los procesos de limpieza y sanitización (de nuevo, como ejemplo bastante visual). Mediante la evaluación inicial, se pueden identificar las debilidades y establecer medidas preventivas para evitar futuros incidentes.

Todo esto determinará el éxito de tu Plan de Cultura de Inocuidad

En conclusión, analizar tu situación actual es fundamental para poder realizar una evaluación inicial efectiva de la cultura de la inocuidad en tu empresa alimentaria. La revisión de políticas existentes, la evaluación de prácticas en seguridad alimentaria y el análisis de incidentes previos son tres pilares clave en este proceso.

Estos aspectos nos proporcionan una visión clara de los puntos fuertes y las áreas de mejora, lo que nos permite establecer estrategias y objetivos realistas para fortalecer la cultura de la inocuidad. En Veraliment trabajamos con empresas alimentarias para ayudarles en la construcción, seguimiento y evaluación de tu Plan de Cultura de Inocuidad. ¿Quieres que te contemos cómo lo hacemos? Contáctanos aquí y charlamos.

Scroll al inicio