Mejora-continua-cultura-de-la-inocuidad-Veraliment-Banner

Evaluación y mejora continua en la implantación de la Cultura de Inocuidad

Seguro que te lo sabes de cabeza, pero no está de más recordártelo: no es suficiente con implementar un plan de Cultura de Inocuidad, sino que es imprescindible su evaluación y mejora continua.

La implementación de una efectiva Cultura de la Inocuidad es necesario para garantizar la seguridad y calidad de los alimentos que producen las empresas del sector. En este artículo seguimos explorando las etapas paso a paso, y llegamos a esa evaluación y mejora del mismo.

El valor de la evaluación y mejora continua

La mejora continua es un concepto clave en el marco de la gestión moderna. Se refiere al proceso constante de revisión y ajuste de las prácticas y procedimientos para optimizar el desempeño y mantenerse al día con los cambios en las regulaciones, tecnologías y expectativas de los consumidores.

En el contexto de la Cultura de Inocuidad, la mejora continua implica la regular supervisión y revisión del plan de inocuidad para identificar y corregir cualquier ineficacia o desviación, además del desarrollo de estrategias para responder a los cambios y riesgos emergentes.

Las auditorías internas: herramienta imprescindible en la mejora continua

Las auditorías internas son una de las principales herramientas para la evaluación y mejora constante del plan de inocuidad. Estas auditorías implican una revisión sistemática de las operaciones y procedimientos de la empresa para asegurar el cumplimiento de las políticas y estándares de inocuidad.

Por ejemplo, una auditoría interna puede incluir la revisión de los registros de limpieza y desinfección, pruebas de seguimiento de los productos a través de la cadena de suministro, y observación de las prácticas de manipulación y preparación de alimentos.

Medición del desempeño: un pilar de la Cultura de Inocuidad

Otra clave para la mejora continua es la revisión regular de los indicadores de desempeño. ¿Recuerdas que ya te hablamos de este factor? Es uno de los cuatro pilares de la Cultura de la Inocuidad, algo que ya te comentamos en este artículo anterior. Ahora es el momento donde la Medición del Desempeño gana enteros dentro de tu plan de cultura de la inocuidad.

Dichos indicadores pueden incluir medidas de la eficacia de las intervenciones de control de riesgos, como el número de productos retirados debido a preocupaciones de inocuidad, o las tasas de enfermedades transmitidas por alimentos asociadas con los productos de la empresa.

Además, los indicadores de desempeño también deben reflejar la percepción y actitud de los empleados hacia la inocuidad de los alimentos. Por ejemplo, las encuestas de los empleados pueden ofrecer percepciones valiosas sobre la efectividad de la formación recibida y la comprensión y aceptación de las políticas y prácticas de inocuidad de la empresa. Y no te olvides de responsables y gerencia.

¿El resultado de la mejora continua? Seguir actualizando tu plan de cultura

Finalmente, la mejora continua de la cultura de la inocuidad requiere una actualización frecuente del plan de inocuidad. La actualización es necesaria para abordar cualquier deficiencia identificada a través de las auditorías internas y la revisión de los indicadores de desempeño, así como para adaptarse a los cambios en las regulaciones, tecnologías y riesgos emergentes.

No puedes elaborar un plan inmóvil. Y tampoco te sirve medir datos que no vas a analizar y aprovechar posteriormente. Toda la información que extraes de las tareas y rutinas anteriores deben volcarse sobre tu plan actual, encontrando sus puntos débiles y flaquezas para poder reforzarlo en consecuencia.

En conclusión, habrás aprendido por qué no debes olvidarte de evaluar y explorar la mejora continua en Cultura

En resumen, la evaluación y mejora continua en la implantación de la cultura de la inocuidad es fundamental para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos. Las auditorías internas, la revisión de indicadores de desempeño y la actualización del plan son tres claves para llevar a cabo esta evaluación. Realizar estas acciones de manera periódica y sistemática permitirá fortalecer y mantener una cultura de la inocuidad efectiva en la empresa alimentaria.

En Veraliment trabajamos con empresas alimentarias para ayudarles en la construcción, seguimiento y evaluación de tu Plan de Cultura de Inocuidad. ¿Quieres que te contemos cómo lo hacemos? Contáctanos aquí y charlamos.

Scroll al inicio